Prefacio

Prefacio

Por *Damián Loreti **Luis Lozano

El ejercicio de la libertad de expresi├│n resulta inseparable del goce de otros derechos fundamentales, como el derecho a la participaci├│n, a las identidades, a la no discriminaci├│n, o al uso del espacio p├║blico. Si bien esto hoy se da por descontado, la realidad nos muestra situaciones muy variadas a lo largo de nuestra regi├│n. En las pr├│ximas p├íginas, una invitaci├│n a recorrer debates y desaf├şos pendientes.
 
*Director de la Maestr├şa en Estudios Interdisciplinarios sobre Servicios de Comunicaci├│n Audiovisual, UBA. Secretario del CELS **Docente e investigador. Integrante de la C├ítedra de Derecho a la Informaci├│n, UBA. Direcci├│n de Comunicaci├│n Institucional de la Procuraci├│n General de la Naci├│n


-A A +A

El marco jur├şdico, los principios y la jurisprudencia provistos por el Sistema Interamericano de protecci├│n de los Derechos Humanos lo consagran como el m├ís generoso en materia de libertad de expresi├│n. Al reconocer la doble dimensi├│n de este derecho ÔÇôindividual y socialÔÇô, la Corte Interamericana de Derechos Humanos sostuvo que es tan importante el conocimiento de la opini├│n ajena o la informaci├│n de que disponen otras personas, como el derecho a difundir las propias creencias o informaciones y reafirm├│ que cada acto de comunicaci├│n implica simult├íneamente las dos dimensiones.

Esta concepci├│n de la libertad de expresi├│n implica garantizar la realizaci├│n individual en la elecci├│n de un proyecto de vida y la satisfacci├│n personal en el desarrollo de actividades ligadas al arte, la cultura, la ciencia y la educaci├│n, entre otras. Pero tambi├ęn es fundamental el rol que cumple la libertad de expresi├│n en tanto ÔÇťpiedra angularÔÇŁ de la vida democr├ítica, al punto que el grado de su respeto funciona como un verdadero baremo del estado de derecho.

En este sentido, el ejercicio de la libertad de expresi├│n resulta inseparable del goce de otros derechos fundamentales, como el derecho a la participaci├│n, a las identidades (├ętnicas, sexuales, ling├╝├şsticas, religiosas), a la no discriminaci├│n, al uso del espacio p├║blico. A la vez, este derecho ÔÇôen su faz vinculada al acceso a la informaci├│nÔÇô debe ser visto como una herramienta de suma trascendencia en la protecci├│n y concreci├│n de derechos econ├│micos, sociales y culturales.

Se puede verificar su valor ÔÇôla casu├şstica es rica en tal sentidoÔÇô en cuestiones de informaci├│n ambiental, acceso a la vivienda, a la justicia, a la salud (incluyendo la sexual y reproductiva), a peticionar, a la libertad sindical y a la informaci├│n para la protecci├│n de los derechos de las personas migrantes y de pueblos originarios, entre otros.

Debe hacerse un especial ├ęnfasis cuando la informaci├│n se vincula con el ejercicio del derecho a la informaci├│n sobre violaciones a derechos humanos. En tal caso, la prevalencia debe ser absoluta. El ocultamiento y la obstrucci├│n al derecho a la verdad no debe admitirse ni siquiera invocando el cumplimiento de deberes de preservaci├│n de confidencialidad bajo ning├║n supuesto.

Ampliar la agenda

Los primeros desarrollos te├│ricos y jur├şdicos en torno al concepto de democratizaci├│n de las comunicaciones se remontan a fines de los a├▒os setenta y resultan inseparables del hito que implic├│ la publicaci├│n en 1980 del informe ÔÇťUn solo mundo, voces m├║ltiplesÔÇŁ, realizado por la comisi├│n presidida por el irland├ęs Sean MacBride, por encargo de la UNESCO. Desde entonces las cuestiones en debate han ido variando, y se generaron diversas corrientes de pensamiento y discusi├│n sobre el rol de los medios en las sociedades democr├íticas. Este proceso tuvo lugar en simult├íneo con m├║ltiples factores que lo atravesaron de manera directa, entre ellos, cuestiones ligadas al contexto pol├ştico global, como la ca├şda del mundo bipolar y el apogeo de los gobiernos neoliberales en la regi├│n durante la d├ęcada de 1990. En simult├íneo, tuvo lugar la constituci├│n de megacorporaciones period├şsticas con intereses fuera de la actividad espec├şfica y la proliferaci├│n de cadenas internacionales que hoy aparecen como grupos globalizados. Todo esto de la mano del desarrollo masivo de la industria de las telecomunicaciones, Internet y la expansi├│n de las redes sociales.

Tambi├ęn se produjeron cambios de relevancia asociados con la consolidaci├│n de ciertos foros internacionales y sus agendas, en particular la conformaci├│n de las Relator├şas de Libertad de Expresi├│n de Naciones Unidas (ONU), de la Organizaci├│n de los Estados Americanos (OEA), la Organizaci├│n para la Seguridad y la Cooperaci├│n en Europa (OSCE) y la Uni├│n Africana (UA), el reconocimiento de la diversidad cultural a partir de instrumentos internacionales de derechos humanos y la profundizaci├│n de los llamados ÔÇťestudios culturalesÔÇŁ. La contracara de este fen├│meno fue la creciente influencia de la Organizaci├│n Mundial del Comercio (OMC) sobre la circulaci├│n de bienes simb├│licos y la irrupci├│n de nuevas pol├şticas destinadas a regular las industrias culturales desde el paradigma del libre comercio.

Todos estos factores se combinaron en la mayor├şa de los pa├şses de Am├ęrica latina con el advenimiento de gobiernos progresistas en los inicios del siglo XXI, frente a los cuales los grupos econ├│mico-medi├íticos fijaron posici├│n y llegaron a prohijar movimientos contra la vigencia del estado de derecho, cuando no a participar activamente en ellos.

Si revis├íramos qu├ę era lo que se planteaba tres d├ęcadas atr├ís en torno a los estudios sobre libertad de expresi├│n, m├ís all├í de la experiencia fundacional pero aislada que constituy├│ la elaboraci├│n del Informe MacBride, ser├şa dif├şcil hallar algo m├ís que las miradas de la llamada tradici├│n cl├ísica. A la vez, dejando de lado circunstancias y autores puntuales, no sorprender├şa encontrar que el pluralismo, la diversidad, la universalidad del derecho a la comunicaci├│n y el acceso a la informaci├│n eran temas que se encontraban fuera de la agenda, con la sola excepci├│n de lo que ocurr├şa en las aulas de algunas universidades p├║blicas, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil.

Un desaf├şo actual

En la actualidad, en cualquiera de los pa├şses de nuestra regi├│n, las cuestiones vinculadas con el derecho a la comunicaci├│n y la libertad de expresi├│n generan vibrantes discusiones cotidianas en todos los ├ímbitos de la sociedad, incluidos los propios medios de comunicaci├│n. La ca├şda de la imagen sacra de objetividad de la informaci├│n difundida, la develaci├│n de que ÔÇôadem├ís de ideolog├şas y l├şneas editorialesÔÇô los negocios intra y extramedi├íticos tienen incidencia en los dichos y las omisiones, y la pelea por la universalizaci├│n de este derecho que naci├│ como rebeld├şa frente al poder estatal y hoy puede sucumbir tanto por la acci├│n de este como por el obrar de actores no estatales, medi├íticos o que pesen sobre ellos, es un paisaje en que las empresas de medios no son m├ís esos viejos editores que ense├▒aban a sus hijos y disc├şpulos el oficio period├şstico.

En este contexto, analizar el estado del ejercicio de la libertad de expresi├│n en la regi├│n permite verificar situaciones muy variadas. Siguen ocurriendo asesinatos, agresiones y amenazas a periodistas. Tambi├ęn a ciudadanos que no ejercen ese oficio pero participan del debate p├║blico en distintas dimensiones, en especial en las ciudades m├ís peque├▒as. Persisten tambi├ęn los casos de censura judicial y administrativa, penalizaci├│n y condenas econ├│micas con efecto intimidatorio. Subsisten adem├ís las barreras y obst├ículos al acceso a la informaci├│n, particularmente en relaci├│n al acceso a la verdad en los pa├şses que reconstruyen sus historias en contexto de procesos de memoria y justicia transicional.
Al mismo tiempo, enfrentamos desaf├şos como el espionaje y las intromisiones a la privacidad y al actuar de los medios de comunicaci├│n; la reproducci├│n de pr├ícticas y discursos discriminatorios asociados en particular al crecimiento de los procesos migratorios; el acceso universal a Internet; la alfabetizaci├│n y el estrechamiento de la brecha digital; los procesos de convergencia y transici├│n a los medios digitales; la multiplicaci├│n de las pantallas y los productores y los retos que ello implica para el pluralismo y la sustentabilidad; la promoci├│n de medios comunitarios y p├║blicos; el rol y conformaci├│n de autoridades de aplicaci├│n; la irrupci├│n de nuevos medios y las redes sociales y la necesidad de generar mecanismos para asegurar su reconocimiento y protecci├│n, expandiendo la doctrina cl├ísica de la libertad de expresi├│n.

Entre las alternativas concretas para hacer frente a estos desaf├şos aparecen, entre otras, cuestiones como:

* La promoci├│n de leyes antimonop├│licas, tanto en materia de propiedad como en reglas de acceso a derechos de exhibici├│n de inter├ęs relevante, como plantea la Directiva Europea de Servicios de Comunicaci├│n Audiovisual que inspir├│ la regulaci├│n al respecto consagrada en la Argentina a trav├ęs de la Ley de Servicios de Comunicaci├│n Audiovisual (LSCA).
* La remoci├│n de restricciones de potencia, frecuencias, acceso a recursos econ├│micos leg├ştimos y tem├íticas para medios comunitarios, las cuales contin├║an presentes en las regulaciones de diversos pa├şses de la regi├│n.
* La adopci├│n de reglas transparentes de subsidio al pluralismo sin confundir esta instancia con publicidad oficial.
* La introducci├│n de condiciones de ÔÇťmust carryÔÇŁ y ÔÇťmust offerÔÇŁ, que obliguen a los due├▒os de las redes a garantizar su utilizaci├│n tr├ínsito en condiciones de equidad, para evitar consolidaciones de posiciones dominantes por control excluyente de ductos o contenidos.
* Acceso a facilidades esenciales como papel y circuitos de distribuci├│n para medios peque├▒os.

A lo largo de los art├şculos que conforman este n├║mero, esos debates y desaf├şos pendientes aparecen representados en sus distintas facetas y analizados por autores que ÔÇôdesde una perspectiva multidisciplinariaÔÇô ampl├şan la agenda de cuestiones a discutir en torno al ejercicio de este derecho humano. Trabajar con ellos, compilar sus aportes y sus miradas especializadas ha sido un trabajo enriquecedor. Confiamos en que tambi├ęn lo ser├í su lectura.

<
>


DESCARGAR - VER
N┬║ 81: Ciudades


DESCARGAR - VER
N┬║ 80: Futuro del trabajo


DESCARGAR - VER
N┬║ 79: PACTO SOCIAL


DESCARGAR - VER
N┬║ 78: voces en el fenix


DESCARGAR - VER
N┬║ 77: CONURBANO


DESCARGAR - VER
N┬║ 76: INDUSTRIA Y DESARROLLO


DESCARGAR - VER
N┬║ 75: Formaci├│n Docente


DESCARGAR - VER
Nº 74: PODER Y COMUNICACIÓN


DESCARGAR - VER
N┬║ 73: ELITES


DESCARGAR - VER
N┬║ 72: Pueblos Originarios


DESCARGAR - VER
N┬║ 71: El derecho a la ciudad


DESCARGAR - VER
N┬║ 70: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
N┬║ 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
N┬║ 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 66: La Educaci├│n de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
N┬║ 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
N┬║ 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
N┬║ 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
N┬║ 59: La Responsabilizaci├│n en la gesti├│n p├║blica


DESCARGAR - VER
N┬║ 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
Nº 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
N┬║ 56: ASIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 55: Econom├şa Internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
N┬║ 53: N┬║ 53


DESCARGAR - VER
N┬║ 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
N┬║ 51: Juventud


DESCARGAR - VER
N┬║ 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
N┬║ 49: Libertad de expresi├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
N┬║ 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
N┬║ 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
N┬║ 44: EE.UU. y Am├ęrica Latina


DESCARGAR - VER
N┬║ 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
N┬║ 41: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 40: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 39: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 38: Econom├Ča Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
N┬║ 37: econom├şa social


DESCARGAR - VER
N┬║ 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
N┬║ 35: C├│rdoba


DESCARGAR - VER
N┬║ 34: Control Social


DESCARGAR - VER
N┬║ 33: Educaci├│n Superior


DESCARGAR - VER
N┬║ 32: G├ęnero


DESCARGAR - VER
N┬║ 31: 30 a├▒os de democracia


DESCARGAR - VER
N┬║ 30: Justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 29: Desaf├şos culturales


DESCARGAR - VER
N┬║ 28: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 27: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 26: N┬║ 26


DESCARGAR - VER
N┬║ 25: pueblos ind├şgenas


DESCARGAR - VER
N┬║ 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
N┬║ 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
N┬║ 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
N┬║ 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
N┬║ 20: AGUA


DESCARGAR - VER
N┬║ 19: Integraci├│n Regional


DESCARGAR - VER
N┬║ 18: Estado II


DESCARGAR - VER
N┬║ 17: Estado I


DESCARGAR - VER
N┬║ 16: Industria


DESCARGAR - VER
Nº 15: Seguridad democrática


DESCARGAR - VER
N┬║ 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
N┬║ 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
N┬║ 12: Agroganader├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 10: Energ├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 9: Transporte


DESCARGAR - VER
N┬║ 8: Ciencia y tecnolog├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 7: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 6: Empleo


DESCARGAR - VER
Nº 5: Hábitat y vivienda


DESCARGAR - VER
N┬║ 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
N┬║ 3: Educaci├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix N┬║ 49
GRITO DE LIBERTAD

Libertad de expresi├│n

Art├şculos de este n├║mero

Diego De Charras
Apuntes sobre pluralismo y diversidad en los servicios de comunicaci├│n audiovisual
Fernando P├ęrez
Argentina Digital, un nuevo enfoque para las telecomunicaciones
Esteban Lescano
Los intermediarios tecnol├│gicos: aliados del derecho a la informaci├│n en Internet
Andr├ęs Gil Dom├şnguez
Internet, bloqueo y derecho al olvido
Luz Patricia Mej├şa
C├│mo crecer libres de estereotipos y no morir en el intentoÔÇŽ Libertad de expresi├│n y derechos de la Convenci├│n de Bel├ęm do Par├í
Mar├şa Jos├ę Guembe Gerardo Halpern
Ni├▒as, ni├▒os y adolescentes y comunicaci├│n: un diagn├│stico de la cuesti├│n
Wanda Fraiman
Migrantes regionales en la Argentina: desaf├şos en el ejercicio efectivo de su derecho a la comunicaci├│n
Andrea Pochak
El derecho a la verdad como presupuesto para el fortalecimiento de la democracia
Miguel ├üngel Palazzani Jos├ę Nebbia
Libertad de expresi├│n y terrorismo de Estado: el caso ÔÇťLa Nueva ProvinciaÔÇŁ
Mercedes Calzado
┬┐V├şctimas de qui├ęn? Medios de comunicaci├│n, sectores vulnerables y usos de las agendas de miedo
Washington Uranga
Cuestiones ├ęticas del periodismo. A la luz del principio 6 de la declaraci├│n de libertad de expresi├│n de la CIDH
Stella Martini
La construcci├│n de la agenda de los medios. Efecto agenda-setting en los medios argentinos en el per├şodo 2003/2015

Newsletter